La Biografía de Mario Moreno Cantinflas 1912 – 1993

La Biografía de Mario Moreno Cantinflas 1912 – 1993

Más que un actor cómico Mario Moreno Reyes fue creador de Cantinflas, versión festiva del peladito de barrio que logró mejor que nadie comunicarse con todo el mundo hispano hablante.

Artículos dedicados a Mario Moreno Cantinflas

El 12 de agosto de 1912 nació Mario Moreno Reyes en la sexta calle de Santa María la Redonda, dio la bienvenida al pequeño Mario, quinto hijo del matrimonio Moreno Reyes.

Habitando una vecindad de aquella calle de apariencia provinciana, la familia Moreno estaba lejos de llevar una vida desahogada, pues tenían como único sueldo el corto ingreso que Pedro Moreno (el padre) ganaba como agente postal.

Mario se formó al amparo de Soledad Reyes, madre dedicada al cuidado de una familia que no dejó de crecer hasta que fueron ocho hijos.

La niñez de Mario Moreno Cantinflas lo caracteriza por ser travieso, simpático y bueno para los golpes, se educó tanto en escuelas oficiales como en católicas.

Ya adolescente Mario prefería ocupar su tiempo en los salones de baile, en el billar o en cualquier otra actividad que lo distrajera de los estudios, por eso decidió abandonar la escuela de agricultura de Chapingo, para recorrer una aventura.

Con tan solo 16 años de edad Mario se escapó de su casa y se presentó al ejército Mexicano, fingiendo ser mayor de edad para conseguir su ingreso como voluntario.

Remitido de inmediato al batallón de chihuahua, su padre Pedro que no había dejado de buscarlo supo finalmente en el lugar donde se encontraba, se presentó con las autoridades militares y reveló la edad de su hijo para exigir la baja inmediata.

Tener dinero y visitar Francia se convirtió en una obsesión para el joven Mario, desconectado de la farándula de la gran ciudad quizo hacer fortuna boxeando, sin embargo pronto debió colgar los guantes.

Mario Moreno mencionó: “La gente del boxeo nunca me llegó a conocer, porque nunca me vio de pie, siempre estaba acostado contándome los diez”

Tras su fugaz impulso en el boxeo don Pedro lo envió a la oficina postal de Veracruz, donde gracias a su recomendación pudo ingresar en calidad de meritorio, pero el espíritu vivas de Mario no soportó una vida tranquila y pronto buscó la forma de hacerse bailarín en una carpa de la ciudad de Jalapa.

Mario Moreno describe: “Un día el directo me indicó que saliera anunciar al público la función, no sabía que decir, pero yo no me quede callado, no se me entendía ninguna palabra pero fui interrumpido por una gran o ovación.”

Con aquella experiencia su singular simpatía y sus intensos sueños, Mario Moreno estaba por convertirse en Cantinflas.

Después regreso a la capital dueño de una forma de hablar, pero estaba convirtiendo en un cómico peculiar, como otros artistas de la época Mario adoptó la imagen del “chupamilto”, es un personaje de las tiras cómicas que resultó muy popular.

Vestía de camiseta larga, ajustado pantalón casi apuntó de caer, cinturón con mecate, por corbata un paliacate y en el hombro un trapo al que denominaba “mi gabardina”.

En la carpa existían cómicos como Medel comenzaban a implementar el sketch estadounidense en el gusto del público mexicano. Aquellos textos escritos por creativos libretistas eran enriquecidos por las improvisaciones de sus intérpretes.

Mario Moreno Cantinflas iba aún más lejos dejando aún lado el libreto, en apariencia no decía nada importante pero el público entendía que dentro de ese torrente de palabras estaba la burla al rico y el cuestionamiento a la autoridad.

Escalando de las carpas a los salones Mario consiguió trabajo en el teatro salón de Tacuba Valentina, propiedad de una familia rusa que había llegado a México tras huir de la revolución bolchevique.

Los padres de Mario ignoraban aquel éxito, un día la casualidad llevó a la madre hasta el salón Valentín, descubriéndola Mario se maquilló en exceso para evitar ser reconocido, luego según contó el propio actor la madre le recomendó que fuera a conocer a un cómico que se hacía llamar Cantinflitas resultaba ser lo mejor de toda la función.

Mario Moreno Reyes y Valentina Ivanova

Su secreto se reveló cuando meses más tarde Mario Moreno Cantinflas anunciaba su boda con Valentina Ivanova hija de los dueños del salón, con quien tiempo atrás había iniciado una relación.

Así a los 23 años Mario se casó con una joven de 19, que en breve tendría que intercambiar la vida del escenario por la vida de ama de casa.

Siendo un hombre casado y en respuesta al reconocimiento que tenía, Mario le sacude el diminutivo a su sobrenombre y se convierte en Cantinflas, palabra que resumía la expresión que en la cantina inflas.

El estilo novedoso del personaje llamó de inmediato la atención de la Industria cinematográfica, en 1936 cuando Mario actuaba el cineasta Miguel Contreras Torres, lo invitó a trabajar en la película No te Engañes Corazón.

Luego venían otras películas donde lo permitirían actuar con plena libertad, la película Águila o Sol de 1937 es el ejemplo más claro de la forma en que los cineastas quisieron llevar a la pantalla la frescura como Mario actuaba en las carpas.

A pesar de todo aquellas primeras cintas no resultaron taquilleras, en cambio en sus presentaciones personales, Cantinflas estaba alcanzando importante popularidad, Mario pensó que sus anhelos solo se cumplirían en el teatro, sin embargo pronto el cine le daría la fama y fortuna que tanto buscaba.

Mario Moreno Cantinflas conoció el verdadero éxito en el cine hasta que filmó ¡Ahí está el Detalle!

Con el guión y la dirección de Gustillo Oro, Mario Moreno dio los toques finales a su personaje, desprovisto de maquillajes excesivos y protagonizando escenas inverosímiles como chuscas, Cantinflas entró en forma contundente al gusto del público en el cine.

La cinta considerada hasta hoy como dentro de las 10 mejores del cine nacional mexicano gira entorno a la confusión de la muerte de un perro y el asesinato de un gángster, el punto climático de la historia está en un juicio con un juego de palabras muy al estilo Cantinflas es el atractivo principal. Cuando todo parece inculparlo, el verdadero culpable aparece y se salva.

El éxito de la cinta hizo crecer al personaje de Cantinflas y las ambiciones de Mario Moreno también aumentaron, se propuso entonces producir sus propias películas, se acercó a Santiago Reachi antiguo conocido, con quien había filmado cortos publicitarios para diferentes empresas, crean la productora P.O.SA Films.

Aquella empresa inició producción de actividades con la súper producción de Ni Sangre Ni Arena, parodia de La Sangre y Arena de Hollywood que acababan de filmar.

El éxito obtenido con aquella película motivó a Mario Moreno Cantinflas y sus socios a proyectar de inmediato la producción del Gerndarme Desconocido, cinta en la que Cantinflas convertido en policía vence mediante cómicas habilidades físicas y su tradicional discurso vence a una peligrosa pandilla de asaltantes.

Animado por el éxito los socios consideró que el personaje de Cantinflas tenía las cualidades suficientes para proyectarse fuera de México, Mario filmó Tres película más Los Tres Mosqueteros, que doblada al francés pretendía conquistar al público de Francia, la película El Circo como homenaje a Chaplin para el público de Estados Unidos y la película de Romeo y Julieta dirigida a los ingleses.

Películas de Cantinflas
Películas de Cantinflas

La aceptación fue poca, ni europeos ni estadounidenses aceptaron las parodias y Mario Moreno se lanzó entonces a realizar presentaciones teatrales en el centro y Sub América.

Debutando como empresario teatral Mario Moreno produjo Bonjour México, un espectáculo cómico musical en el que bellas coristas francesas daban marco a su presentación, con un Cantinflas con vestimenta fina pero con vocabulario pelado.

Acostumbrado el público al Cantinflas de arrabal el público rechazó aquella versión del peladito aspirando a ser galán.

La mayoría de las películas afrancesadas no tuvieron éxito.

El toreo se presentó como un acto de gran comicidad con Mario Moreno Reyes

Pregunta a Cantinflas: “oiga Cantinflas ¿y a usted que le gusta? Mire joven a mi me gusta la fiesta brava, pero si hablamos del toro, francamente a mi me gusta más en filete.”

Desde muy pequeño Mario se acercó a la plaza de toros admirando aquellos valientes que se jugaban la vida delante de un toro bravo, así sus juegos infantiles incluían faenas en la que sus amigos hacían a veces de temibles toros, a los que él lidiaba con una bata y una sábana.

En 1936 cuando ya se había dado a conocer en cartas y salones, Mario Moreno Cantinflas se presentó por primera vez como torero bufo en la plaza de Vista Alegre, si bien la principal gracia del cómico era sus atropellados discursos, en el ruedo se apoyaba en su dominio corporal para hacer gracioso movimientos.

Así es mi tierra es la segunda película de Cantinflas, donde fue el debut de Cantinflas torero.

Cantinflas concluyó los años 30’s con presentaciones taurinas que cada vez sorprendía al público con actitudes nuevas.

Con admiración al torero Manolete, Mario Moreno interpreta otra película siendo un torero y también adjudicándose el nombre de Manolete que lucha por alcanzar la fama.

Si en la plaza gozaba con el placer de dominar a un público que a voz en cuello elogiaba sus cómicos pasos, en el ámbito sindical también luchaba por ganarse un lugar, así en 1942 obtiene nos nombramientos importantes.

• Secretario general de la asociación nacional de actores
• Presidente fundador de la unión mexicana de toreros cómicos

Cantinflas hizo escuela en asuntos de torero bufo, el estilo de sus pases y la relación que creaba con el toro fueron copiadas muchas veces por cómicos de América.

Primera Película de Cantinflas

Animado por esa sensación de poder que lo hacía disfrutar cuando estaba en frente así público, Mario Moreno Reyes fue dirigiendo sus expectativas hacia el ámbito político.

Su primer acercamiento hacia ese campo fue en 1937, año en que Lombardo Toledano dirigente de la CTN, rechazó el debate público al que lo invitara el ex líder sindical Luis N. Morones.

Toledano intentando denigrar a su adversario lo mando a discutir con Cantinflas, Mario Moreno no perdió la oportunidad de entrar al quite declarando con su singularidad estilo:

“Si Toledano no puede arreglar nada y dice mucho, a mi me pasa lo mismo, nunca llego a nada”. Comentario de Cantinflas.

Mario Moreno fascinado por que su nombre y su cara aparezca junto a figuras de la política, no tardó en proponerse como candidato a la presidencia diciendo:

“Yo quiero hablar a lo macho y lanzar mi candidatura, quien quita y se me haga porque reparteria un campesino para cada ejido y un quejido para cada campesino.”

Si bien la declaración fue lanzada en broma, ciertamente deja ver las ambiciones de un hombre que a base de constante esfuerzo iba escalando nuevos peldaños.

Siendo secretario general de la A.N.D.A, Mario Moreno se reveló como un activo que defendió los derechos de los agremiados y logró para ellos la casa del actor, obra para cual donó 38 mil pesos.

Esta es una obra la realizó para que los actores jubilados tuvieran un lugar digno para vivir sus últimos años.

Al mismo tiempo Mario Moreno logró amistades con importantes personajes del poder público.

Una noche Maximino Avila Camacho lo invito a una reunión de políticos, al calor de las copas el comediante se dispuso a ofrecer un solemne discurso en defensa del pueblo, enseguida los presentes estallaron a carcajadas y le dijeron “Tú no conoces al pueblo, tú conoces al público.”

Eso no detuvo a Mario Moreno, que escudado por el sindicalismo encontró el espacio idóneo para expresarse políticamente.

Durante 1945 lucho con creces para la legalización del sindicato de trabajadores de la producción cinematográfica.

La idea de fundar el nuevo sindicato surgió luego de que en una asamblea su dirigente Salvador Carrillo golpeara a Gabriel Figueroa cuando esté lo acusó de malversación de fondos.

La lucha del naciente sindicato para alcanzar su reconocimiento legal no fue sencilla, luego de que lograra contratos colectivos con varias empresas, los miembros del antiguo gremio amenazaron por tomar dichas empresas por la fuerza.

Mario Moreno, Jorge Negrete y Gabriel Figueroa, se armaron para recibir a los atacantes, no sin antes reunir a todos los nuevos miembros del sindicato para unirse a la defensa.

Jorge Negrete y la mitad de los agremiados se encerraron él los estudios C.L.A.S.A, la otra mitad encabezado por Gabriel Figueroa se encerró en la empresa Azteca.

Mario Moreno Cantinflas fue de un lugar a otro supervisando la acción, el antiguo sindicato no se presentó y el enfrentamiento nunca se dio.

Meses más tarde el presidente Miguel Avila Camacho sito a los involucrados en el conflicto y con ánimo conciliatorio indicó que tenía en igual estimado los sectores a lo que Mario Moreno contestó.

“A mi de plano me da vergüenza lo que está pasando señor presidente, ¿cómo puede tener por igual en estima a esta bola de ladrones y por otro lado a estos trabajadores honestos?”

Semanas más tarde el presidente resolvió a favor del nuevo sindicato, echo que convirtió a Mario Moreno Cantinflas al primer dirigente del sindicato de trabajadores de la producción cinematográfica.

En 1958 Mario Moreno trabaja personalmente para el guión de la película así yo fuera Diputado.

Cinta en la que abandona su cómico hablar para ofrecer discursos en defensa del pueblo.

Empresario y productor de sus propias películas, Mario Moreno Cantinflas recibió la década de los 50’s en la posición económica que siempre quiso.

Estrenada en 1950 la película El Portero, permitió reencontrar al Cantinflas de arrabal, que con su enredado discurso desenredaba conflictos.

Desempolvando a su personaje de la película El Gendarme Desconocido y filma El Bombero Atómico, aunque bien recibida por sus fieles seguidores la cinta revelaba el desgaste de un cómico que empezaba a repetirse.

La búsqueda se dirigió a otros horizontes, con la película del Señor Fotógrafo, Mario Moreno inaugura un camino en el que comenzará a saltar de ocupación en ocupación durante todas las películas.

Mario Moreno Reyes Cantinflas
Mario Moreno Reyes Cantinflas

Mario Moreno y sus socios seguían a la caza de oportunidades en el extranjero.

La primera película a color que realizó Cantinflas es El Bolero de Raquel, después enseguida fue llamado para filmar la película La vuelta al Mundo en 80 Días.

Hacia 1959 no sólo era famoso por la fortuna que Mario Moreno había acumulado, también se hablaba de la generosidad con la que creaba obras benéficas y atendía en sus oficinas a personas que necesitaban de apoyo económico.

Así un día por la mañana Mario Moreno recibió a Marion Roberts, que le pidió un favor económico para regresar a su país, entre ella y el actor más tarde empezarían un amorío que le daría su primer hijo, el cual no pudo tener con su esposa por su frágil y delicada salud.

Marion entregó al niño en adopción al matrimonio Moreno Ivanova, con el bebé en brazos Mario llegó a casa y sorprendió a su esposa Valentina, que a partir de ese emotivo momento se convertiría en madre amorosa de Mario Arturo Moreno Ivanova.

Durante 1964 Mario Moreno retoma en el cine interpretar las ocupaciones del ciudadano común, en la película El Padrecito, interpreta a un sacerdote poco convencional a favor del pueblo.

Luego se dejó ver como un doctor que ignorante de la ciencia, pero sin embargo capas de curar con su pura bondad.

En 1966 Mario Moreno Cantinflas enfrentaba un duro golpe, Valentina la mujer que compartió 32 años de su vida moría víctima del cáncer, dejándolo solo con la responsabilidad de educar a Mario Arturo su hijo que apenas tenía 5 años.

Para afrontar su pérdida el trabajo fue su mejor aliado filmando así la película Su Excelencia, filme donde se da el lujo de interpretar a un embajador que con doctos discursos ofrecía lecciones de humanismo democrático.

Aunque fue una de sus favoritas la cinta no tuvo gran éxito, en 1968 filma la película Por Mis Pistolas y la película Quijote Sin Mancha.

Sobre esa misma línea en 1970 hace la película El Profe, personaje que le sirvió para denunciar los sucios manejos de los caciques del pueblo que impiden el desarrollo educativo de la niñez mexicana.

Hacia 1970 Mario Moreno era un hombre de 60 años, que tenía que dividir su tiempo en el papel de padre, la atención de sus múltiples negocios y propiedades, el cuidado de su salud ya mermada por un infarto y su comentada relación con la actriz Elvira Teresa Eory Sidi.

A pesar de todo el actor no dejaba de pensar en nuevos proyectos cinematográficos, Don Quijote Cavalga de Nuevo es una cinta donde interpreta a un peculiar Sancho Panza que tuvo poca aceptación.

Don Mario Moreno continúa con la actualización de sus viejas interpretaciones, para hacer el papel en la película El Conserje en Condominio vemos a su exitoso portero, al fresco y simpático gendarme desconocido lo transforma en El Patrullero 777, dedicado a redimir las almas de la juventud descarriada.

En 1981 Mario Moreno Reyes filma el barrendero, cinta que el más humilde de los servidores públicos atiende con honradez su trabajo, al mismo tiempo que enfrenta la corrupción sindical.

Concluida aquella cinta Mario Moreno no volvería a pisar los foros del cine, se convertiría en la última película de Cantinflas.

Los negocios y la intensa labor filantrópica llenan la vida de ese actor y en la convivencia con sus nietos encontraba sus mejores horas de descanso.

En 1993 Don Mario Moreno era un octogenario actor en retiro, atento a su salud acude al cardiólogo, que sospechando de un cáncer pulmonar le recomienda más estudios médicos, más tarde se confirma el diagnóstico.

En la tranquilidad de su residencia en la Ciudad de México tras 24 días de su diagnóstico Mario Moreno Reyes Cantinflas Muere el 20 de abril de 1993.

La noticia conmocionó a todos los mexicanos que encontraban en Cantinflas un símbolo del mexicano. Policías, bomberos y barrenderos de la capital rindieron un homenaje a ese gran cómico que siempre lo representó en la pantalla grande.

El pueblo de México rindió homenaje escoltándolo durante 3 días a ese gran actor del que Charles Chaplin había dicho “En la comicidad, sólo Cantinflas y yo”.

Tal vez te interese

Cantinflas películas completas