La vida de Germán Valdés Tin Tan 1915 – 1973

La vida de Germán Valdés Tin Tan 1915 – 1973

La clave del éxito de Germán Valdés Tin Tan aún no se ha descifrado, entre más se estudia el fenómeno que representó este hombre, resulta más misteriosa la fórmula de su magia en los escenarios.

La combinación de sus muecas, su bigote, sus intensos ojos verdes y su desbordante personalidad y magnetismo lo llevaron a convertirse en uno de los grandes cómicos, actores, intérpretes e imitadores de todos los tiempos.

Filmó 106 películas, hizo cientos de interpretaciones en las más diversas latitudes y grabó muchos discos.

A su lado desfilaron las mujeres más hermosas de la época y todas pasaron por sus sensuales labios, los besos del actor fueron parte de su leyenda.

Manuel loco Valdés mencionó: “Mi hermano tenía un pegue tremendo con las mujeres, él fue novio de la mayoría de las estrellas de esa época, tenía novias por todas partes Germán Valdés Tin Tan.”

El ingenio de Tin Tan lo llevo a mezclar el inglés con el español creando lo que ahora se conoce como spanglish, esto aunado con su estrafalaria forma de vestir que evocaba a los legendarios pachucos, despertó feroces críticas que no lograron detener su virtuosa carrera.

Su fortuna la compartía con todos a manos llenas, era un Robin Hood del mundo artístico. Germán Valdés Tin Tan sigue vigente traspasando fronteras y generaciones.

Tin Tan y su Carnal Marcelo

Su talento es eterno Germán Valdés Tin Tan fue y seguirá siendo sensacional.

La Ciudad de México con un poco de más de un millón de habitantes en los años 20’s, estaba por convertirse en el escenario por excelencia del esplendor del cine mexicano.

En una de las tantas vecindades de la capital, cerca del centro hoy un conocido hotel, vivía el matrimonio de don Rafael Gómez Valdés y doña Guadalupe Castillo.

El 19 de septiembre de 1915 nace Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo, era el segundo hijo de una familia numerosa de nueve hermanos.

A lo largo de su infancia se deslumbraba si vivas carácter y su sentido del humor, la convivencia con sus hermanos estaba adornada por la constante alegría y las memorables travesuras de Germán.

Antonio Valdés hermano de Tin Tan cuenta: “él era un perverso, travieso, hijo de su remaiz paloma, hubo una ocasión donde me cuelga de un árbol con los tirantes del pantalón.”

Rondando los 12 años Germán conoce el mar, sin duda una experiencia que lo marcaría toda la vida, su padre había sido trasladado como agente aduanal a Veracruz en el Golfo de México, la familia Valdés vivió dos años en el puerto.

En 1927 cambiaron de hogar y llegaron a Ciudad Juárez en la frontera con Estados Unidos, vivir ahí sería fundamental en la vida de Germán Valdés, debido a la influencia cultural de la región en los futuros personajes del cómico mexicano.

Películas y artículos de Germán Valdés Tin Tan

La herencia de encanto y sentido del humor de la madre de Tin Tan doña Guadalupe se hacía cada vez más presente en la personalidad de Germán.

En Ciudad Juárez, Germán Valdés se sumergió en la cotidianidad bilingüe de los letreros en inglés y en español, se dedicó aprender modismos propios de es ambiente cultural y comenzó a convivir con un característico grupo de jóvenes fronterizos, los famosos Pachucos.

Los Pachucos vestían con ropa muy estrafalaria, sacos muy grandes, solapas muy anchas, pantalones con valenciana de tubo, zapatos bicolores y relojes con cadena que colgaban prácticamente hasta el piso, sin olvidar los sombreros de ala ancha coronados con una pluma de pavo real.

Germán Valdés Tin Tan absorbió esa particular forma de ser y aprendió a presentársela al público como parte fundamental de su espectáculo.

Antes de imaginar si quiera que pisaría grandes escenarios, inició su vida laboral como guía de turistas, lo que le dio la posibilidad de visitar los Ángeles y San Francisco. Más tarde consiguió un trabajo más estable aunque menos atractivo.

El padre de Germán don Rafael veía con preocupación como Germán luchaba sin éxito continuar con sus estudios en la preparatoria, que finalmente dejó inconclusa, don Rafael pidió a su amigo Pedro Meneses que le diera trabajo en la emisora de su propiedad XEJ.

En los corredores de la estación de radio se presentaría la oportunidad que abriría las puertas para que el mundo conociera al talento y personalidad de Germán Valdés.

Un día Pedro Meneses mando a Tin Tan que arreglará un micrófono que se descompuso de la estación, cuando empieza a revisarlo y para probarlo empieza hacer imitaciones, estaba la cabina abierta y estaba en vivo para toda la ciudad.

cine mexicano Tin-Tan

Germán empezó hacer improvisaciones e imitaciones y lo escuchó en su carro el señor Meneses dueño de la radiodifusora.

A partir de entonces la emisora XEJ tuvo un nuevo locutor, Germán Valdés un hombre de formidable presencia y personalidad, que era capaz de improvisar, pero sobre todo de hacer reír.

Germán Valdés Tin Tan era muy enamoradizo y cuando empieza a trabajar formalmente como locutor de radio, acaba enamorado de una muchacha llamada Magdalena Martínez, que en 1937 con 22 años de edad contrajo matrimonio con Germán.

Por razones laborales el padre de Germán fue trasladado, pero Tin Tan optó por quedarse en Juárez con su nueva familia.

El Barco de las Ilusiones, así se llamaba el programa de radio en el que trabajaba Tin Tan en ese tiempo y era un éxito.

Germán Valdés interpretaba al marinero Tobías y alternaba con el mismo Antonio Meneses, ambos imitaban a los artistas del momento.

Germán era completamente bilingüe y hacía comerciales en español y en inglés, su talento comenzaba a darse a conocer, combinaba su trabajo con juegos de béisbol, incluso conformó un equipo para la difusora.

Frente a los micrófonos le llegó una oportunidad de volar y de llevar sus chistes e improvisaciones a otros lugares.

Lo invitan a participar en una gira de teatro donde conoce a Meche Barba (que toda uno era actriz de cine) y a Marcelo Chávez que se convertiría en su famoso carnal Marcelo.

A la compañía de teatro Follies le hacía falta un cómico y los productores invitan a Germán para que se una a la caravana artística, la idea le interesa y acepta.

Tin Tan El rey del barrio

Esa gira no le representó ni dinero ni éxito, pero para Topillo Tapas (apodo de Germán Valdés en el teatro) si le estaba labrando un futuro.

Por un lado empieza a simpatizar con Meche Barba quien se convertiría en una gran amistad y confidente entrañable, su entrañable amigo el carnal Marcelo.

La palabra carnal lo trae Germán porque es una expresión característica del pachuco, que habla de alguna manera de sus amigos que son casi sus hermanos, “es mi amigo pero como si fuera de mi familia.”

En un camerino se encontraron los dos y Marcelo escucha a Germán cantar y le gusta su voz, por otro lado Marcelo toca la guitarra y es un compositor nato, se acoplan inmediatamente.

En el teatro Aldama de Guadalajara saltan al escenario por primera vez como pareja artística, la gente los recibe con agrado y se refleja su éxito.

Paco Miller decide apostar por ellos y los lleva al gran escenario al que sería la prueba definitiva de sus carreras, con el exigente público de la capital mexicana.

Este debut fue importante para el público porque en Tin Tan encuentran un comediante nuevo y original.

Germán Valdés viaja a la Ciudad de México y le pide a su esposa que lo acompañe junto con su hijo Germán Francisco del que nunca quería separarse.

Se acercaba el momento cumbre para el genio del chiste, gracias a la inspiración y ocurrencia del dueño de la compañía, lo más extraordinario sucedió

El nacimiento del nombre artístico de Germán Valdés.

Paco Miller recuerda que había un comediante no muy afortunado que lo conocían como el niño del Tin Tan, porque parte de su espectáculo era tocar unas botellas con agua y el sonido que salía precisamente daban ese resultado fonético.

Al principio no le gustó su apodo artístico, me van a decir que soy hijo de una campaña y me gritaran “hijo de tu campana madre” por aquello del Tin Tan.

Fue el 5 de noviembre de 1943 cuando el teatro Esperanza Iris estrenó un nuevo acto cómico musical, con un nuevo nombre artístico y con un salario de 40 pesos la sorpresa del espectáculo fue Germán Valdés Tin Tan.

Parte de ese éxito fue su capacidad de improvisación, su gran estilo y la mezcla del español con el ingles.

Marcelo era víctima de los chistes de Germán, era el ofendido por sus palabras o el que se sorprendía por su falta de decoró.

Germán Valdés impacto a México y poco a poco se ponía a la par con el comediante más famoso del momento en México, Mario Moreno Cantinflas, con quien compartió escenario.

La fama de Cantinflas hacía muy numeroso el público que asistía al teatro, situación que dejó más expuesto el talento de Germán Valdés y lo que detonó su popularidad.

Tin Tan

Para Tin Tan era importante compartir su éxito con su familia, extrañaba a sus padres y a sus hermanos, siempre habían sido una familia unida, por eso los hace partícipes de sus logros y los invita a la capital.

Al mismo Germán Valdés le costaba creer en su éxito, cuando terminaba su número y la gente no paraba de aplaudir en ese momento se siente muy contento y se da cuenta que se acababa de echar al bolsillo al público.

Los Pachucos ya estaban de moda en la capital mexicana cuando Germán Valdés llegó vestido con su característico traje de Pachuco, pero sería sólo Tin Tan quien los pondría en el ojo de los reflectores.

Germán y su carnal Marcelo inician presentaciones en el reconocido y más prestigioso salón de México en esa época, el centro nocturno El Patio, ahí se pondrían en el centro artístico para dar el paso definitivo hacia la pantalla grande.

Un buen día asiste al espectáculo el director de cine Rene Cardona, impresionado por su talento, su magnetismo e ingenio, los invita a participar en una película que ya estaba rodando Hotel de Verano.

Germán Valdés y su carnal Marcelo harían una pequeña parte y sería la primera aparición de una carrera cinematográfica.

Después siguieron llegando ofertas para participar en producciones cinematográficas, en algunos tuvo muy buenos papeles, pero mientras tanto en casa con su esposa Magdalena empezaron a surgir dificultades.

Germán Valdés Martínez hijo de Tin Tan mencionó: “cuando mi padre empezó con la fama y la Tin Taneada, los celos de mi madre son los que hicieron un poco difícil la relación.”

Durante su carrera se sumaron muchas presentaciones en diferentes centros nocturnos, pero también tuvo la oferta de un programa radial de 15 minutos durante 3 días a la semana, en una famosa estación de radio XEW, cuna de grandes famosos.

Con la fama que crecía constantemente Germán Valdés empezó a estar rodeado por bellas mujeres, en especial una que atrajo su atención, una hermosa bailarina llamada Micaela Vargas.

Separado de Magdalena Martínez su corazón estaba libre para Micaela, contrayendo matrimonio en 1948. Junto a ella vivió una de sus mejores etapas tanto en lo artístico como en lo personal. A finales de los 40’s empieza la época de oro del cine para Germán Valdés, son inolvidables sus caracterizaciones en películas como el Hijo Desobediente, Hay Muertos que no Hacer Ruido, Con la Música por Dentro y la película del Vagabundo.

Germán Valdés Tin Tan y Marcelo

En asociaciones con el director Gilberto Martínez Solares, desarrollaría su estilo humorístico al máximo.

El reconocimiento a sus dotes actorales estuvo acompañado por el nacimiento de su segundo hijo Javier en 1949, año que filma la cinta que lo caracteriza para toda la vida, El Rey del Barrio.

Esta película incorpora los barrios de la Ciudad de México para representar la historia de un hombre bueno que quiere ser malo, es un largometraje que retrata las costumbres de la época.

El éxito de sus películas trascendió fronteras, su nombre se empezó a abrir paso en el mercado norteamericano, un ejemplo fue la película el Hijo Desobediente que batió récords de taquilla en varios países.

Tin Tan para tener momentos de privacidad y unió familiar decide escaparse para Acapulco, porque los carros y las embarcaciones lujosas enloquecían al actor.

En los pocos tiempos libre que tenía procuraba tener una vida hogareña normal, su familia seguía creciendo, nació Olga y poco llegó a formar parte de la familia Valdés Vargas, Genaro.

Muchos de los títulos de las películas serían juegos de palabras basados en clásicos, La Marca del Zorrillo, Simbad el Mareado, el Ceniciento, el Bello Durmiente, el Vizconde de Monte Cristo entre otras.

No todos celebraban la comicidad de Germán Valdés, se publicaron severas críticas y censuras de la forma de vestir del cómico y la manipulación que hacía del español al mezclarlo con inglés.

El mismo Cantinflas en su película Si yo Fuera Diputado dejó establecido en una escena, “Para Pachucos no hay servicio porque me caen gordos.”

Germán Valdés Tin Tan y Mario Moreno Cantinflas

Tin Tan tiene el récord de más besos con actrices mexicanas

Sus labios pasaron por innumerables divas del cine mexicano Silvia Pinal, Rosita Quintana todas las rumberas que salían en sus películas, “a él le coqueteaban” mencionó su hijo Antonio Valdés.

Una de sus grandes satisfacciones fue trabajar con sus hermanos Manuel y Ramón, quien ya había iniciado exitosamente sus propios caminos en la “artisteada” como decía Tin Tan.

Manuel “el loco” Valdés impondría su estilo dentro de la televisión mexicana y Ramón realizaría el personaje de don Ramón, en el programa del chavo del ocho, junto a Chespirito.

Germán Valdés Tin Tan derrochaba dinero dando gusto todo lo que podía a los suyos, él mismo lo disfrutaba enormemente, no se privaba de nada, le encantaba repartir a manos llenas entre los más necesitados, era como si encarnara en vida al personaje que caracterizó en la película El Rey del Barrio.

En 1956 después de haberse presentado en diversos cabarets, teatros y centros nocturnos Germán Valdés Tin Tan había llegado a la cima, sus gastos eran muchos y poco a poco el dinero que ganaba no era suficiente para mantener el estilo de vida que se daba.

Por eso decide poner su propio negocio junto a su carnal Marcelo, abre sus puertas el centro nocturno “El Satélite” alado del famoso Teatro de los Insurgentes, al sur de la capital mexicana, pero el lugar fracasó.

En ese lapso Germán se encontró con una mujer que había alternado en diversos lados, Rosalia Juliana integrante del grupo las hermanas Julian, quien sería su tercera y última esposa, se casan en Marzo de 1956.

Coinciden con esta última etapa de la vida de Tin Tan que va en declive, empieza a engordar un poco, estos cambios afectaban su carrera y en su afán de continuar con la misma calidad de vida.

Firmó contratos indiscriminadamente.

En algunos casos tuvo breves papeles y los productores utilizaban el uso de su nombre para atraer público a la taquilla.

Entre 1956 y 1959 apareció en 30 películas, Tin Tan pasa a una sobre explotación, pasa a filmar cerca de 6 películas por año, aparte caía presentaciones y giras por todo centro America. Pero nunca perdió su singular y característica sencillez.

A finales de los 60’s se presentaría la oportunidad de encarnar a 2 singulares personajes que sin Germán Valdés Tin Tan probablemente no hubieran perdurado en el tiempo.

A finales de la década de los 60’s Germán se presentó para un casting para un doblaje en la casa Walt Disney, buscaban las voces que darían vida a los personajes del Libro de la Selva, el actor mexicano fue escogido para la voz del oso Baloo.

Germán Valdés padre de dos nuevos hijos Carlos y Rosalia, tuvo que acoplarse a una vida más austera, el actor y cantante siguió viajando y trabajando en otros países sin descanso.

En 1970 la casa Disney lo busca nuevamente, esta ves para darle vida al gato tomas de los Aristogatos.

El 14 de febrero de 1970 Germán Valdés Tin Tan recibiría una noticia que le desgarraría el alma.

Su carnal, su compañero en las buenas y en las malas, su pareja artística Marcelo Chávez falleció.

Es como si me hubieran empujado un brazo o una pierna. mencionó Tin Tan.

Su carrera se apagaba lentamente, hizo grandes esfuerzos para producir sus propias películas, muchos de sus proyectos se quedaron estancados por falta de recursos.

Mientras tanto Tin Tan con una avanzada edad y ya con muchos problemas físicos y de salud, contrajo una hepatitis que se agravó con un cáncer hepático.

Sus hermanos Ramón y Antonio cumplieron uno de sus últimos deseos

Ya muy enfermo lo llevaron a ver el mar, junto al puerto de Zihuatanejo, pero debido a su mal estado de salud fue trasladado de emergencia a la Ciudad de México en donde falleció a las 8:50 de la mañana del 29 de junio de 1973.

Un avanzado cáncer estomacal y un avanzado coma hepático, cerraron el telón de la extraordinaria vida del humorista.

Lo bailado no se lo quita nadie.